26 S: la protesta continúa


Alejandro López de Miguel


27 de Septiembre de 2012

Hacia las siete de la tarde, cerca de tres mil personas se congregaban ya ante el acceso al Congreso de los Diputados por la plaza de Neptuno. Bajo la mirada de un gran número de informadores, un enorme y organizado despliegue policial (más de media docena de furgones en cada una de las esquinas) cubría las cuatro esquinas de la céntrica plaza, por la que aún circulaba el tráfico con normalidad.

Sin que se detectase, de momento, la presencia de manifestantes encapuchados, la mayor parte de los asistentes gritaban consignas pacíficas, mientras que la policía se mostraba algo más relajada tras la valla del congreso.  Pertrechados con sus protectores corporales pero sin cascos, los agentes aguardaban al otro lado de la barrera, mientras presenciaban una concentración pacífica.

Ante la enorme afluencia de manifestantes de todas las edades, los agentes cortaron el tráfico en el tramo Cibeles-Atocha del Paseo de la Castellana, ayudando a los vehículos a dar marcha atrás y apostando nuevos furgones en las inmediaciones del Congreso.

En torno a las 8 y media de la noche, Javier López, el hijo de Francisco  JavierLópez Aguilar, herido el día anterior se arrodilló frente a los efectivos policiales mostrando las fotografías en las que su padre yacía inconsciente en el suelo, pidiendo ayuda para identificar al agresor.


La protesta continuó con total normalidad durante casi una hora, mientras los efectivos policiales situados junto a los furgones se cubrían con cascos y se preparaban para una futura carga.

Una explosión junto a la valla alarmó a los asistentes, que arrinconaron a los jóvenes que, empleando gorras, bragas y capuchas, cubrían parcialmente sus rostros ante las decenas de cámaras que les inmortalizaban. Mientras la multitud les rodeaba al grito de “infiltrados, infiltrados”, los jóvenes violentos, que se identificaron como antisistema, abandonaron la zona después de proferir amenazas contra manifestantes y medios de comunicación.


Una escena similar volvió a repetirse apenas media hora más tarde, cuando otro grupo de individuos que se cubrían con capuchas y gorras, comenzaron a golpear las vallas del Congreso, ante lo que la multitud volvió a expulsarles de la plaza.“!Si estamos sentados se ven los infiltrados¡” fue una de las consignas más coreadas a lo largo de esta reivindicación pacífica.
Numerosos ciudadanos intentaron conversar con los efectivos policiales, que escucharon sus peticiones, recriminaciones y acusaciones sin perder la calma hasta media hora después, cuando los agentes comenzaron a estrechar el cerco a la Plaza de Neptuno , cargando finalmente de manera indiscriminada contra la multitud cuando aún no se habían producido manifestaciones violentas ( más allá de las anteriormente referidas).


Distribuidos en varias columnas, los agentes persiguieron a los manifestantes hasta la Plaza de Cibeles, esquivando una botella de cristal y algunas piedras lanzadas por quienes se batían en retirada. Las persecuciones continuaron en la popular plaza madrileña, mientras agentes y periodistas corrían entre los coches.



Después de  golpear y reducir  a un joven que lanzó un cono de circulación a los agentes cuando los policías estaban de espaldas, los cuerpos de seguridad golpearon a un joven de nacionalidad francesa que esperaba un autobús, para después correr hasta la puerta del Ayuntamiento,  mientras que el grueso de las unidades hacía su aparición en una de las calles cercanas a la Puerta de Alcalá.







Cinco personas se refugiaban en un portal después de ser golpeados por las fuerzas policiales. Las cuatro agredidas se mostraban confusas y doloridas ante el ataque, que  aseguraron no haber incitado, y ante el que no se resistieron.
La jornada de ayer, si bien fue mucho menos violenta, se saldó con tres heridos y tres detenciones.




El texto y las imágenes incluidas en este Blog pertenecen a la Revista Pensamiento Crítico,  que autoriza su difusión, siempre  que se especifique la procedencia de estos contenidos. Más fotografías en http://www.facebook.com/pensamiento.critico.92

No hay comentarios:

Publicar un comentario