Marilán Pérez, Gerente del Teatro López de Ayala:“Con la subida del IVA la situación de la industria cultural en Extremadura será catastrófica”.

Carmen Reja Guisado

27 de Septiembre  2012


Decía Pablo Picasso: “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”. Al desglosar esta subordinada  llegaremos en un santiamén a los tiempos que, por desgracia, corren; trabajo de empresas culturales que temen la reacción de un público cada vez más azotado con las medidas del  Gobierno de Mariano Rajoy . Trabajo que, en muchos casos, comienza a escasear e incluso a desaparecer no dando siquiera la oportunidad para llevar a cabo alternativas que ayuden ante el tedio del panorama actual. Inspiración que tendrá que florecer para acercar a los espectadores a las salas tras la subida de 13 puntos en el IVA.

En la Comunidad de Extremadura la inspiración parece que llegará en forma de colchón con las ayudas públicas y subvenciones que su presidente, Jose Antonio Monago, está dispuesto a conceder para que, como pronunció en su discurso el pasado 7 de septiembre, en Extremadura no habrá un IVA cultural del 21% como en el resto de España, Extremadura tendrá un IVA a la cultura del 13% como el resto de países de nuestro entorno. La cultura, como huella de un país, debe ser cuidada y respetada para que el trabajo y la inspiración, de los que nos hablaba Picasso, estén siempre en alza.

Marilán Pérez, gerente del Teatro López de Ayala de la ciudad de Badajoz, nos ofrece su visión de la industria cultural a través de los datos conseguidos en estos últimos años. Puede atisbarse cierto optimismo en sus palabras aunque la realidad que está por llegar no sea tan alentadora.

¿Ha caído la actividad del López de Ayala de manera proporcional a como ha caído en el resto de sectores en la región?

Marilán Pérez- No. Desde 2008 podemos computar hasta 2011 un número de actividades que abarca entre  las 243 y  las 305 al año; frente a las 268 actividades desarrolladas en 2008, en 2011 se realizaron 243; es la misma tónica que existía en periodos anteriores. Los espectadores han ido oscilando entre los 105.000 a los 121.000 al año: en 2008 hubo 106.279, frente a las 111.825 personas que decidieron acudir al teatro en 2011.

Por otra parte, las mayores diferencias no se deben a una disminución de asistencia, sino al traslado de actividades a otros recintos: orquesta de Extremadura al Palacio de Congresos; Jornadas Flamencas etc.  Para corroborar esta dato, basta observar el registro medio de asistencia y ocupación, que en 2008 se situó del 52´6%, y creció hasta el 61,3% en 2011; por lo tanto, el López de Ayala no puede compararse con la caída de otros sectores.

P-¿Han afrontado recortes? ¿Han prescindido de personal?
R-Hemos recortado porque las subvenciones de las que se nutre nuestro presupuesto, se han recortado, pero no ha sido necesario prescindir de personal alguno.

P-¿ Qué tipo de productos triunfan?
R-Evidentemente, aquellas producciones que vienen precedidas de publicidad a nivel nacional y en medios como la televisión. Más allá de la vida, por ejemplo. Los espectáculos de humor y los cantantes conocidos: Dani Rovira, Raphael, Pastora Soler, Miguel Poveda, Mónica Naranjo, etc. están a la cabeza en el número de espectadores. Después seguirían los Musicales: Mamma mía, Cabaret, Chicago, etc. y también destacarían los espectáculos de amplia participación: Carnavales, Muestra de Escuelas de Danza, etc.

P-¿Han tenido que renunciar a algún formato o idea por sus malos resultados comerciales?
R-Todavía, no, pero estamos planteándonos el Ciclo Jueves Flamencos que iniciamos en este verano.

P-¿Han innovado de algún modo?
R-En muchos aspectos. El Teatro López de Ayala tiene abiertos varios formatos destinados al fomento de las artes escénicas entre niños y jóvenes  que son pioneros en Extremadura: Festival Joven, Red Joven, Teatro en Familia son algunos de ellos. La Terraza del López de Ayala es la única que existe en España y su forma de programación, que aúna cultura y ocio estival ( las cenas-conciertos) es exclusiva.



P-José Antonio Monago asegura que el IVA en la industria Cultural Extremeña solo subirá hasta el 13%, y que del resto se hará cargo la Junta. Sin embargo, esto es lo que el presidente ha dicho ante los medios, ¿Ha dado ya instrucciones internas?
R-No.

P-¿Se va a notar el aumento de cinco puntos en el IVA en los resultados comerciales?
R-Sí, se notará. En un teatro público se notará menos, sobre todo porque tenemos medios para amortiguar esa subida y no trasladarla entera al precio de la entrada. Un ejemplo es el Festival de Teatro de Badajoz que mantendrá los precios de los abonos y entradas de años anteriores. Donde se podrá notar más es en los espectáculos contratados “a taquilla” (musicales, zarzuelas, artistas conocidos…) que son  muchos a lo largo de la temporada, pero ahí es donde deberemos de buscar ese “colchón” que amortigüe la subida del IVA.

P-¿Cree que el presidente Monago mantendrá su palabra?
R-Yo creo que sí,  lo que ocurre es que deberá encontrar una fórmula para que esa reducción del 21% al 13% sea efectiva, ágil, práctica y real.

P-¿ En el caso de que se aplicase, tal y cómo se ha aplicado en otras partes del país, qué efecto tendría la subida del IVA al 21% en el mundo de la cultura?
R- Un efecto demoledor.  De hecho, supone la ruina para muchas empresas de las artes escénicas, para el cine ,etc. Con una crisis que ya de por sí estaba atacando al bolsillo de los ciudadanos ¿cómo van a poder éstos pagarse las entradas a espectáculos si los impuestos suben 13 puntos? Y ya se sabe, cuando el público falla, las salas se vacían, las producciones no se contratan, lo que no se contrata, no se produce o fabrica…paro, más paro y la ruina de los sectores culturales.

P-¿Cuál es la situación actual de la Industria Cultural en Extremadura?
R-Con esta subida del IVA, y cómo sucede en el resto de España, catastrófica. Además, tiene un problema añadido: La Industria Cultural de Extremadura, que estaba empezando a forjar un tejido interesante, tiene dificultades de desarrollo en la Comunidad (sólo hay que ver la situación económica de la mayoría de los ayuntamientos), pero también fuera de la Comunidad (no existen distribuidores extremeños con impacto fuera de la región) y, me temo, que dependiendo casi absolutamente del dinero público, tampoco hay mucha alegría presupuestaria

P-¿Cómo mejorar los resultados del sector?
R-Creo que la idea del Presidente Monago, con todos los matices que se contemplen, es una fórmula. Lo que ocurre es que volvemos al dinero público, no se me ocurre otra manera de cuadrar las diferencias de IVA. Pienso que ha llegado la hora de apostar por algo más que por la fabricación o producción de materiales que corren el riesgo de pudrirse por falta de uso a los cuatro días de sus estrenos. Igual hay que comenzar a potenciar la imagen de esos productos por medio de la difusión, la distribución, las ayudas a giras,  recortando los gastos que abruman a quienes, como empresas, intentan salir adelante. Es necesario apoyar a las compañías residentes, defender los bienes de interés cultural o educativo y apoyar  la creación de empleos en Cultura etc.

P-¿Cómo definiría la respuesta de los extremeños ante la programación de eventos culturales como los que oferta el Teatro?.
R-Excelente, a las pruebas me remito. Y lo hago con los datos del López de Ayala, que, con una  media de ocupación siempre por encima del 50%, está por encima de muchos teatros públicos españoles.

P-¿Por qué es importante ir al teatro o en su defecto, a cualquier lugar dónde se promuevan eventos culturales?
R-Ir al Teatro es una experiencia única. El Teatro es el único arte donde se necesita la complicidad espectador-actor para que el hecho teatral, para que sus emociones, sus mensajes,  puedan producirse. No tiene que ver con otras artes enlatadas, no hay intermediarios que se sitúen entre lo que ocurre en escena y el espectadorAsistir a actividades culturales, al teatro, a la danza, a los conciertos, nos permite entrar en otra realidad, la que el arte y la cultura nos proporcionan; una realidad que nos ayudará a tener  diferentes ópticas, perspectivas, medidas de la realidad en la que nos movemos. Sin embargo, lo más importante es que asistir al Teatro o a otras iniciativas culturales, supone realizar una actividad voluntaria y libre, implica una elección, nos convierte en agentes, no en pacientes deglutidores de televisión, palomitas o páginas de Internet.






No hay comentarios:

Publicar un comentario