Trucos de alucine


María Canelas Guerrero

25 de Septiembre de 2012


El 11 de octubre tuvo lugar el estreno de la película “Lo imposible” en las salas españolas: era inevitable que mucha gente se preguntase cómo los creadores de la cinta han conseguido recrear esa ola gigante que arrasó todo lo que se encontraba.
Para intentar resolver ésta y otras dudas, Pensamiento Crítico ha charlado con
Carlos Terroso, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y Director de Fotografía por la ECAM (Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid).

Ola gigante: El rodaje de esta secuencia está divido en tres partes distintas: en primer lugar, los actores fueron filmados en Tailandia, mientras que la gran ola entrando en el hotel fue rodada en Alicante con una maqueta, y después  se le añadieron los efectos por ordenador.  Los primeros planos donde los personajes son llevados por la corriente se realizaron también en un tanque de agua en Alicante, con los actores atados a unos railes que les arrastraban por el agua.

Al grabar a los actores en el lugar original de la tragedia se consigue captar con mayor precisión el ambiente del lugar y así reproducir con la mayor fidelidad posible el momento en el que el tsunami arrasó la costa. Estas tomas se planificaron teniendo en cuenta que después iban a rodarse en la Ciudad de la Luz de Alicante las partes en las que se ve como el agua arrasa el hotel. Para ello se utilizó una maqueta a escala dentro de un tanque de unos cien metros de largo que vertía millones de litros de agua sobre la reproducción del hotel.

Una vez rodados todos estos planos de imagen real, se pasa al proceso en el que se unen y se mezclan por capas para añadirles elementos digitales.

Ola: unión de planos con actores, planos con maquetas y efectos digitales.



La diferencia entre efectos digitales y efectos reales: La intención de director J. A. Bayona en “Lo imposible” de querer dotar a la película de cierto carácter documental hacía imprescindible este método de trabajo, prescindiendo siempre que fue posible del ordenador, aunque es un proceso sumamente costoso y laborioso. En contraposición podemos poner la película dirigida por Clint Eastwood en 2008, “Más Allá de la Vida”. En esta película, dónde también se reproduce un tsunami, primaba la espectacularidad de las imágenes y se realizó todo por ordenador, tanto los planos generales como los primeros planos. Bayona sin embargo optó por construirlo todo y utilizar el ordenador solo como herramienta de apoyo.

Digital o real: dependerá de la intencionalidad de la narración

Mezcla de imagen real y digital: Hoy día es una práctica muy habitual utilizar este tipo de métodos de trabajo, sobre todo en películas con un alto presupuesto. La opción más utilizada es la de rodar a los actores en espacios reales y luego integrarlos en los espacios recreados virtualmente. Una película reciente que destaca por la calidad de sus efectos “Tok-Kiti” (2012) del noruego JoachimRønning. En ella se ha recreado una caza de tiburones con mezcla de imagen real y digital, en la que todos los animales están generados por ordenador.  Otros ejemplos recientes (y espectaculares) pueden ser Los Vengadores (2012, JossWhedon) o Prometheus (2012, Ridley Scott).

Mezcla de digital y realidad: resultados espectaculares visualmente


La narrativa y los efectos digitales: este tipo de técnicas no siempre está ligadas a la espectacularidad de la imagen. David Fincher es especialista en utilizar todo este tipo de técnicas a favor de la narrativa.  “La Red Social” (2010) o “La chica del dragón tatuado” (2011) son dos ejemplo de películas con este tipo de composición de imágenes en favor del desarrollo puramente narrativo de la película.

Los efectos digitales no dejan de ser un instrumento más para contar una historia

El efecto más antiguo de la historia del cine: el primer efecto (si  consideramos como tal la alteración de la imagen en movimiento) podría situarse en 1899, cuando se reprodujo una secuencia en el sentido inverso al habitual. Esto daba la sensación de que los personaje y objetos se movían al revés. En los primeros años de desarrollo del cine los efectos eran muy sencillos. La superposición de imágenes o el fundido de unas imágenes con otras eran algunos de ellos, todos heredados de la fotografía fija. Sin embargo, el verdadero desarrollo del trucaje de las imágenes vino de la mano de dos personajes fundamentales en la historia del cine: George Mélies con “El viaje a la Luna”, en 1902 y el español Segundo de Chomón con “El hotel eléctrico”, 1908.  Ambos investigaron y desarrollaron muchas de las técnicas que fueron la semilla del los efectos especiales tal y como los conocemos hoy día.

Los efectos visuales existían desde antes de la aparición del propio cine


Si te ha gustado este artículo, en la próxima actualización de Pensamiento Crítico (8 de noviembre) descubriréis más trucos de esta industria de sueños que es el cine.




El texto y las imágenes incluidas en este Blog pertenecen a la Revista Pensamiento Crítico, que autoriza su difusión siempre que se especifique la procedencia de estos contenidos. Fotografías y actualizaciones diarias en http://www.facebook.com/pensamieto.critico.92

2 comentarios:

  1. estare pendiente de la segunda entrega......

    ResponderEliminar
  2. Estupendo articulo realizado con muchisima profesionalidad, demostrando que manejas demaravilla el tema y haciendolo llegar claramente a las personas que no tenemos ni idea de lo que son los montajes cinematograficos, muy bien expuestos los pasos que se siguieron para su realizacion y muy bien documentado el articulo, no hay dudas esta annalizado por una verdadera profesionaldel tema, espero con ganas la segunda parte de este articulo.gracias por la informacion.

    ResponderEliminar